UNA VISITA DOMICILIARIA Y CÓMO ACTUAR

Visita domiciliaria
Etapas
Cómo actuar
Escrito por: Javier Arreguin Ruiz 19/06/2019

La visita domiciliaria o auditoría fiscal, es el principal instrumento de que cuentan las autoridades tributarias a fin de comprobar el cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes, misma que se ejerce a través del Servicio de Administración Tributaria, y específicamente por conducto de las administraciones desconcentradas de auditoría fiscal actuación que se desarrolla de la siguiente manera:

A)LA ORDEN DE VISITA: REQUISITOS.

El artículo 42 del Código Fiscal de la Federación, en su fracción III, establece que “Las autoridades fiscales a fin de comprobar que los contribuyentes, los responsables solidarios o los terceros con ellos relacionados han cumplido con las disposiciones fiscales y, en su caso, determinar las contribuciones omitidas o los créditos fiscales, así como para comprobar la comisión de los delitos fiscales y para proporcionar información a otras autoridades fiscales, estarán facultadas para:

III: Practicar visitas a los contribuyentes, los responsables solidarios o terceros relacionados con ellos y revisar su contabilidad, bienes y mercancías”.

Una visita domiciliaria debe iniciar forzosamente, mediante una orden que deberá ser por escrito, como así expresamente lo disponen los artículos 16 Constitucional, en su primer párrafo y 38, Fracción I, del Código Fiscal de la Federación, documento que necesariamente debe ser emitido por autoridad competente, es decir que la facultad para ordenar la visita debe emanar de manera concisa por una Ley.

Asimismo, el artículo 42, en su último párrafo, del Código de la materia, señala que la visita inicia a partir del momento en que la orden se notifique al visitado. La orden, por obligación legal, debe ser notificada de manera personal a la persona visitada, o a quien legalmente represente los intereses de la persona señalada en la orden.

La representación, en estos casos es importante, pues la autoridad no puede iniciar una visita de manera inmediata a través de persona que no demuestre o que es el visitado o que represente legalmente al visitado, o sea, que es quien tiene conferida la personalidad de representación, como podría ser en el caso de visita a una persona moral (empresa). Si los visitadores no encontraran a la persona o a quien represente sus intereses, deberán expedir citatorio a fin de que los espero dentro de las veinticuatro horas siguientes a la expedición del citatorio.

Si transcurrido el plazo señalado en el citatorio el visitado o el representante no se presentan, entonces los visitadores iniciaran la visita con la persona que se encuentre en el domicilio donde deba practicarse la visita. La orden debe iniciar, acorde a lo dispuesto por el artículo 43 del Código Fiscal de la Federación, el lugar o lugares donde debe efectuarse la visita, y el nombre de las personas que deban efectuar la visita.

Por su parte el artículo 38 del mismo Cuerpo de Ley, asienta que debe constar por escrito, señalar la autoridad que lo emite, estar fundado y motivado y expresar el objeto o propósito de que se trate, y ostentar la firma autógrafa de la autoridad emisora.

Dentro del objeto o propósito de una visita la orden debe contener cuales son las obligaciones fiscales que van a revisar, ejemplo, impuesto sobre la renta, impuesto al valor agregado, etc., y el periodo o periodos a revisar.

B)LA IDENTIFICACIÓN DE LOS VISITADORES.

Realizada la notificación de la orden, y con el fin de iniciar a ejercer las facultades de revisión de los visitadores, estos, por la obligación legal (Artículo 44, Fracción III. C.F.F) deberán identificarse plenamente ante la persona con quien se entienda la diligencia, esto es, que estén nombrados en la orden, y que exhiban el documento idóneo que demuestre que son personal identificado de la autoridad ordenadora. Dentro del desarrollo de la revisión de la documentación que corresponda, las autoridades pueden aumentar, disminuir o cambiar su personal en cualquier tiempo. (Art. 43, Fr. II. C.F.F.)

C)NOMBRAMIENTO DE TESTIGOS.

Una vez identificados los visitadores, éstos requerirán al visitado a fin de que nombre a dos testigos presénciales para que den fe de la legalidad de lo actuado. Si el visitado se niega a nombrarlos, o los nombrados no aceptan el cargo, los visitadores lo harán, y deberán hacer constar tal circunstancia en el acta de inicio. Si los testigos no comparecen o se ausentan en el momento de la diligencia, o por su propia voluntad manifiesten que no quieren continuar con el encargo, estos podrán sustituirse por el visitado, o ante su negativa o imposibilidad, la autoridad lo hará.

D )DEL REQUERIMIENTO DE EXHIBICIÓN DE DOCUMENTACIÓN.

Agotado el procedimiento requerirán al contribuyente o su representante que exhiba la documentación contable que vaya a revisarse, respecto a los periodos e impuestos consignados en la orden.

E)DEL ACTA DE INICIO DE LA VISITA.

El inicio de la visita concluye con un acta circunstanciada, donde se registran todas las situaciones que se hayan dado desde un principio de la visita hasta el cierre de la misma, la que se deberá firmar por todas las partes que en ella participaron, es decir: los visitadores; el contribuyente o su representante y los testigos nombrados. Es necesario aclarar que en el desarrollo de la visita, en el análisis de la documentación contable, los visitadores podrán levantar todas las actas parciales que estimen pertinentes, lo que se hace cuando observan omisiones o irregularidad que puedan dar lugar a una violación a las leyes fiscales como así lo dispone el artículo 46 del C.F.F. Si la autoridad fiscal en el proceso de revisión estima que debe realizar compulsas a terceros a fin de comprobar la veracidad de los hechos consignados en la contabilidad, es obligatorio que su resultado se haga del conocimiento del visitado, en caso contrario dicho acto está viciado de ilegalidad.

F)EL ACTA PARCIAL FINAL.

Concluido el procedimiento de revisión, los visitadores levantan un acta parcial final donde se vacían todas las observaciones resultantes de la revisión, es decir el contenido de todas las actas parciales, incluida el acta de inicio, donde se establezca con toda precisión la presunción de incumplimiento o violación a las leyes tributarias. Ver artículo 45 C.F.F. Esta acta levantada deberá ser firmada igualmente por todas las partes que firmaron en un principio, pudiéndose sustituir a los testigos si no se encuentran o se niegan a firmar, como ya fue señalado con anterioridad.

G)DEL ESCRITO DE ACLARACIONES.

Asienta el artículo 46 del Código de la materia en el primer párrafo posterior a su fracción IV), que, notificada el acta parcial final, deberán transcurrir cuando menos veinte días, durante los cuales el contribuyente podrá presentar los documentos, libros o registros que desvirtúen los hechos u omisiones, así como optar a corregir su situación legal. A este respecto es importante destacar que los hechos y omisiones se deberán demostrar con pruebas generalmente documentales, pero hay que recordar que si hay cuestiones de derecho en el escrito deberán verterse argumentos para demostrar a la autoridad que está actuando en desapego a la ley, en la inteligencia de que, si no se hace lo uno o lo otro, legalmente deberá considerarse como actos consentidos por el visitado.

H)EL ACTA FINAL O CIERRE DE AUDITORIA.

El acta final o de cierre de la auditoria, presumen que va a concluir el procedimiento tomando en consideración lo consignado en el acta parcial final y el escrito de aclaraciones del visitado, y de ahí concluirá si procede o no determinar créditos a cargo del contribuyente visitado.

I) RESOLUCIÓN DEFINITIVA.

La emisión de la resolución definitiva, en mi personal punto de vista resulta absurda e innecesaria, pues generalmente se reproduce de manera puntual lo que se dijo en el acta final, por lo que es una pérdida de tiempo, un derroche de tiempo y de dinero que no se justifica de ninguna manera. Esta resolución debe considerarse como el acto que por su carácter formalmente determinativo de cargas al contribuyente es el documento que, si no se encuentra apegado a derecho, se debe controvertir a través de alguno de los medios de defensa. La resolución debe ser emitida, en acato a lo dispuesto por el numeral 50 del Código Fiscal de la Federación, que señala que la autoridad tiene un plazo máximo para emitir la resolución definitiva de seis meses, y para el caso de que no se haga, deberá dejarse sin efecto todo lo actuado.

Compartir:

Noticias relacionadas

Qué es el control fiscal

15/10/21

Cómo la tecnología y sostenibilidad impactan en el mundo

13/10/21

Cómo funciona el proceso de fusión de empresas

13/10/21

El método RPM: una metodología para planificar rápidamente proyectos

12/10/21

Tácticas de negociación del FBI que puedes utilizar

12/10/21

Qué significa ser proactivo y por qué es importante

11/10/21

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad