Trabajos remotos antes y después de la pandemia

Escrito por: AS CONSULTING GROUP16/11/2021

El teletrabajo o trabajos remotos es un modo laboral que se ha venido utilizando desde hace algún tiempo en diferentes países, pero que con la pandemia dicho sistema de trabajo tuvo que ser implementado de forma repentina y apresurada para que las empresas y diferentes organizaciones a nivel mundial pudiesen continuar con sus actividades.

Esto fue posible gracias al avance del internet, la transformación tecnológica que ha permitido el desarrollo de distintas herramientas y aplicaciones que permiten realizar diferentes tareas de manera remota, sin necesidad de que las personas tengan que trasladarse diariamente a una oficina de trabajo.

Teletrabajo antes de la pandemia

Antes de la llegada del covid-19 los trabajos remotos eran utilizados por una que otra organización con algún giro comercial que permitía que sus trabajadores realicen su labor de manera remota. Esta era alternativa que permitía a las empresas tener costos eficientes y disminuir el pago de salarios, ya que muchas apelaban a la tercerización u outsourcing para no tener que cancelar aguinaldos, prestaciones, seguros medios, etc.

Las empresas tomaban muy en cuenta las normativas establecidas en este tipo de contratación, además, trataban con mucho cuidado el tema de la seguridad informática, de manera que no se escaparan datos importantes relacionados con la organización.

Para el año 2019 México realizó reformas en la Ley Federal del Trabajo, específicamente en el artículo 311, de manera que se introdujera una regulación para el teletrabajo.

Muchas empresas realizaron inversiones tecnológicas y de capacitación de trabajadores, de manera que el teletrabajo fuera realmente eficiente y productivo. No obstante, ya que algunos de los trabajadores tenían contratos por trabajo o por hora, tenían libertad para llevar a cabo diferentes trabajos, lo que sin duda podría resultar en una falta de compromiso y vínculos con las empresas.

Mientras que por otro lado, aquellos colaboradores que sí tenían un contrato con las empresas, pero que sentían que no existía una oportunidad para crecer o que no lograban tener una buena relación laboral, también usaban esta modalidad laboral para contar con actividades adicionales.

En general, es una actividad laboral con poca viabilidad, no se conocía la ayuda que proporcionaba en disminuir ciertos factores psicosociales que se asocian con las actividades laborales como son el estrés, la inseguridad por los medios de transporte, las relaciones laborales tóxicas, entre otras que pueden tener un efecto importante en la salud, tanto física como mental de los trabajadores.

En definitiva este modo de trabajo disminuía los gastos para las empresas y para los trabajadores, y al reducir el uso de transportes disminuye el impacto sobre el medio ambiente.

Teletrabajo de cara al COVID-19

Como en muchos sectores los trabajadores tuvieron que adecuarse frente a los requerimientos originados por el coronavirus y la pandemia. El empleo presencial fue dejado de lado, al igual que la educación, el sistema de salud, los enfrentamientos, compras, entre otros.

Las empresas sin giros comerciales esenciales tuvieron que cerrar sus puertas de forma “temporal”, obligando a muchas a recurrir a los trabajos remotos para poder continuar con sus actividades.

Tanto organizaciones como trabajadores se enfrentaron repentinamente a la implementación del teletrabajo, enfrentándose a una realidad completamente atípica, en donde no solo se dio de forma abrupta, sino que se dio en un escenario donde el mundo se veía afectado por una crisis sanitaria, se dio un confinamiento repentino, además, de distintas problemáticas en relación con el entorno familiar, de salud y económico.

Si alguna persona antes de todo tenía problemas mentales, esta situación pudo acrecentarse y por supuesto pudo ser que las dificultades de adaptación fueran mayores. Asimismo aquellos que no tuvieron apoyo de un especialista también pudieron verse más afectados para adaptarse a los cambios.

Además, está el factor de la edad, el nivel y acceso a la tecnología, que pudieron ser causantes de estrés y cierto nivel de dificultad para una adecuada adaptación al principio de la pandemia.

Por supuesto todo esto pudo ir mejorando al avanzar en un proceso de adaptación, en que muchos diseñaron un espacio de trabajo que les permitiera realizar sus labores sin distracciones, y establecer una rutina que les favoreciera en sus actividades, separando un horario de trabajo de la convivencia familiar.

El 12 de enero del año 2020 una nueva reforma de la Ley Federal del Trabajo entró en vigencia en México, en esta se incorporaron disposiciones recientes relacionadas con el teletrabajo. Dichas normativas deben cumplirse de parte de todos los involucrados, destacando que el trabajo ocasional o esporádico fuera del espacio laboral no es considerado como teletrabajo.

Compartir:

Noticias relacionadas

Trabajos remotos antes y después de la pandemia

16/11/21

Nueva normalidad y nuevas formas de pago sin contacto

3/11/21

Top ten de países con mejor sistema educativo

1/11/21

WhatsApp quiere impulsar las ventas de las pymes que operan en México

28/04/21

Bitcoin aumenta su demanda en América Latina

26/04/21

5 criptodivisas superan al Bitcoin en 2021 con un aumento de más de 2.700%

15/04/21

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad