Técnicas para enfocar tu mente y ser más productivo

Escrito por: AS CONSULTING GROUP22/10/2021

Para la mente de las personas es fácil perder el enfoque, ya que nuestro cerebro es multitarea. Sin embargo, en el trabajo perder el enfoque puede alterar nuestra productividad, por eso hoy te dejamos algunas técnicas útiles para enfocar tu mente y ser más productivo.

¿Cómo puedo hacer para enfocarme más en las tareas?

Si quieres hacer una enorme diferencia en tu capacidad de enfocarte en la tarea, entonces debes poner en práctica las siguientes técnicas.

1. Hacer una sola tarea a la vez

Esto implica dejar de lado el multitasking. En la actualidad esto está sobrevalorado porque hacer varias cosas al mismo tiempo en lugar de hacerte más eficiente y productivo en realidad hace lo contrario, puesto que terminas más disperso y estresado. Esto hace que no logres poner lo mejor de ti en cada tarea.

La recomendación para aumentar la productividad cuando se tienen varias tareas pendientes es comenzar con una cosa a la vez, eligiendo siempre aquella que resulte más compleja y difícil. Al final termina con las tareas más simples y que requieren de poco esfuerzo.

2. Evita los estímulos excesivos

El ruido excesivo es el peor enemigo de la atención y la concentración. Para lograr enfocar la mente en una determinada tarea es mejor alejarse del ambiente en donde existe excesivo ruido.

Además de esto, también es importante desconectarse del Smartphone, de la televisión y todo estímulo sensorial que pueda perturbar tu concentración. En estos casos es mejor colocarse unos audífonos y escuchar de fondo alguna música relajante. Este tipo de música emite una serie de ondas alfa que son adecuadas para lograr enfocar la mente en la tarea.

3. Hacer pausas cada cierto tiempo

Es cierto que en el trabajo el flujo de tareas pareciera no detenerse, pero tomarse un descanso, por muy pequeño que sea, te ayudará a enfocar mejor tu mente.

Esto no significa dejar de trabajar, sino despegarse un momento de la tarea y mirar hacia una ventana o estirar las extremidades. Esto es una práctica que debes tomar como hábito, ya que de esa forma tu mente se desconecta por un momento y retomas energías para volver a la tarea que hacías.

Dependiendo de la complejidad de la actividad que tienes pendiente, puede no solo levantarte a estirar, sino que también es válido tomarse una taza de té o café, conversar un poco, hacer una pequeña caminata o cualquier otra cosa que te permita distraerte por un momento.

4. Pon en práctica ejercicios de meditación

Nuestra mente se encuentra dispersa en múltiples direcciones constantemente gracias al estilo de vida que llevamos hoy día.

La meditación es un excelente ejercicio porque nos enseña tener el control sobre el flujo de energía que circula por el cuerpo, pero también aprendemos a enfocar esa energía para alcanzar los objetivos diarios.

Para practicar ejercicios de meditación debes ubicar un espacio que sea bastante tranquilo. Se debe sentar sobre el piso y cruzar las piernas una sobre la otra, al tiempo que se cierran los ojos y se procede a relajar la respiración.

Existen diversas técnicas para lograr relajar el ritmo respiratorio, pero la más utilizada es concentrarse profundamente e imaginarse ciertos escenarios o recrear todas tus características físicas, como si estuvieras viéndote frente a un espejo.

5. Las primeras tareas deben ser las más importantes

Las personas tienen la errónea costumbre de dejar en el último lugar aquellas tareas que son en realidad importantes. Luego de hacer varias tareas a lo largo del día terminarás bastante cansado y tus energías serán menos que al iniciar la jornada laboral. Esto hace que la creatividad y la concentración se pierdan, además que el factor tiempo aumenta los niveles de estrés y se produce más bloqueo creativo.

Por ello es mejor iniciar siempre haciendo aquellas tareas que son más complejas o importantes, especialmente si estas demandan una mayor concentración.

¿Por qué es importante enfocarse en la tarea?

En la actualidad, las organizaciones han venido centrando sus esfuerzos en mejorar la motivación, el liderazgo, las emociones, el estrés, entre otros factores que inciden sobre la producción. Sin embargo, pocas le dan importancia al enfoque en la tarea.

El enfoque tiene gran importancia para la producción, ya que es la entrada a procesos cognitivos como la memoria, el razonamiento, la atención, concentración, aprendizaje, entre otros. Todos estos procesos son necesarios para que una persona realice sus tareas. Si el enfoque no es bien canalizado la mente se dispersa fácilmente en otras cosas que en realidad te hacen perder el tiempo.

Ahora solo debes aplicar estas técnicas para recuperar tu enfoque y ser más productivo.

Compartir:

Noticias relacionadas

10 libros de liderazgo que la gente inteligente está leyendo

30/11/22

¿Cuándo contratar un asesor financiero?

29/11/22

¿Qué es la deuda zombie?

22/11/22

¿Cuáles son las unicornios latinoamericanas mejor valuadas?

22/11/22

Principales desafíos del comercio electrónico que enfrentan las pymes

18/11/22

8 Formas de ganar dinero siendo niño

14/11/22

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad