Rentabilidades, TIRM Y VAN

Escrito por: AS CONSULTING GROUP24/06/2021

Para iniciar un proyecto es necesario medir su viabilidad en el tiempo. Para ello existen diferentes indicadores financieros que permiten determinar la rentabilidad del negocio. Asimismo, indicar si el negocio será rentable y en qué tiempo se logrará la rentabilidad. El TIRM y VAN son de los indicadores más utilizados.

Destacando, que la rentabilidad financiera está relacionada con los ingresos que genera un negocio y el capital invertido para generarlos.

Estos índices dan noción al empresario de cuál es la capacidad de su empresa para lograr obtener beneficios. En especial de los fondos propios o activos de la empresa. Y de esta forma, asegurar la permanencia y supervivencia del negocio.

Algunos de estos indicadores son ingreso neto, margen bruto, relación precio beneficio y muchos más. No obstante, los más utilizados por tener mayor margen de precisión son el TIRM y el VAN.

Tasa interna de retorno modificado (TIRM)

TIR es un indicador financiero que se relaciona en forma directa con el flujo de caja de la empresa. Y permite determinar el tiempo que tardará un negocio de cualquier tipo en recuperar la inversión que se realizó en forma inicial para ponerlo en marcha.

El uso de la TIR y el VAN para evaluar proyectos de inversión, trajo muchas controversias de índole técnico, con relación a la reinversión, considerándolo supuestamente implícito. No obstante, la reinversión sería de los fondos que se generarían en cada período. Mientras que la duda surge con relación a si esas medidas consideran implícita esa reinversión.

En este sentido, el indicador TIR fue modificado, con el fin de corregir o superar sus debilidades. Ahora se conoce como tasa de recuperación externa y considera los problemas concernientes a proyectos no convencionales y los generados con relación a la jerarquización de proyectos que compiten entre sí.

La TIRM reconoce la reinversión de los fondos generados de período a período. Es un método de valoración que considera que los flujos que se reinviertan en cada período, deberán ser como mínimo, el costo de capital.

En este contexto, la TIRM o tasa Interna de Rentabilidad Modificada, es la tasa de descuento que indica la rentabilidad de un proyecto. Considerando que los flujos de caja generados en el proyecto rinden o cuestan una tasa diferente de la tasa interna propia del proyecto. No presenta el problema de trabajar con gran diversidad de tasas.

Al calcular la TRIM se comparará con el costo de capital o con la tasa de corte, lo que permitirá aceptar o rechazar la inversión en un proyecto, con relación a su rentabilidad comercial.

Y es igual al valor presente de un valor final calculado por la suma de los futuros valores de flujo de capital, calculados por la tasa de inversión utilizada. Este valor final obtenido, se descuenta a una tasa que sea igual al valor actual de los futuros flujos. Ajustando el perfil del fondo del proyecto, el año final de vida del mismo.

Al utilizar la tasa del costo de capital para obtener el valor de la suma de los flujos se obtiene el valor terminal, por esta expresión:

VT= FF 1* (1+K) n-1 + FF 2 *(1+K) n-2… FF *(1+K) n-n

Así, el valor terminal (VT) obtenido se descuenta a una tasa que haga igual el valor actual de los flujos de capital estimados, con el descuento del desembolso para la inversión inicial.

El VAN o valor actual neto

EL VAN valora el proyecto considerando la riqueza generada por el mismo proyecto, bajo la restricción impuesta por el coste de capital que se ha considerado. Como se trata de una restricción propia del proyecto, lo más común es considerarlo como criterio prioritario para establecer la viabilidad de cualquier tipo de inversión.

Muchas empresas utilizan este indicador cuando buscan homogeneizar los flujos de caja netos en la actualidad. Pues tiene la capacidad de reducir hasta una sola unidad las cantidades de dinero que se generan o aportan en el tiempo. De igual forma, introduce signos positivos y negativos, en los cálculos de los flujos con relación a los diferentes ingresos y egresos de efectivo, sin alterar el resultado.

Se calcula aplicando la fórmula VAN = BNA - Inversión. Donde BNA es el beneficio neto actualizado o flujo de caja de la empresa. Aquí se considera la tasa de descuento (TD), así si la tasa es mayor al beneficio neto actualizado el VAN será negativo. Pero de ser menor que el BNA, entonces el VAN será positivo y significa que hay ganancia. Mientras que, si se equilibran el BNA y TD, entonces el VAN será igual a cero.

Compartir:

Noticias relacionadas

5 Principales beneficios del control interno empresarial

26/10/21

Técnicas para enfocar tu mente y ser más productivo

22/10/21

Cuáles son las técnicas para aumentar tu productividad

20/10/21

Cuáles son los tipos de innovación

19/10/21

Qué es un inversionista ángel y cómo atraerlo a tu negocio

18/10/21

El método Kanban para organizar y aumentar la productividad

18/10/21

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad