¿Qué relación existe entre la menopausia y la hipertensión?

Escrito por: AS CONSULTING GROUP30/06/2021

¿Crees estar cerca de la menopausia o ya llegaste a ella, y has tenido síntomas parecidos a los que ocurren cuando se eleva la presión arterial? Tranquila, en este post te diremos cómo se relacionan la menopausia y la hipertensión, y lo que debes hacer para mantenerte saludable.

¡Acompáñanos!

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es la etapa en donde la mujer deja de presentar ciclos menstruales y su capacidad de reproducirse termina. Esta se presenta cuando la mujer se encuentra entre los 40 a 51 años de edad, no obstante, puede variar de una a otra.

¿Por qué ocurre la menopausia?

Las mujeres en general, nacen con una cantidad limitada de óvulos, estos a lo largo de la vida van envejeciendo y perdiéndose, acelerando el proceso al entrar en la etapa de la pubertad, en donde se pierden grandes cantidades de óvulos en cada ciclo menstrual.

Este es un proceso completamente natural, no obstante, al disminuir los óvulos, los ovarios cesan la producción de estrógenos y progesterona, hormonas esenciales para la reproducción, y es el momento en que las mujeres entran en la etapa menopausia y su capacidad de reproducción natural termina.

¿Cómo es la relación entre la menopausia y la hipertensión?

Las hormonas femeninas no solo intervienen en la reproducción femenina o fertilidad de la mujer, estas intervienen en diferentes procesos y se les podría atribuir una función de protección, por lo que cuando se acerca dicha etapa y ocurre un desajuste hormonal las mujeres suelen sentir diversos síntomas, que en algunos casos pueden disimular algunas patologías.

En general, las enfermedades cardiovasculares en el sexo femenino inician tardíamente con relación al sexo masculino. Esto se relaciona directamente con la disminución de estrógenos en sangre, ya que dicha hormona interviene entre otras cosas en el control de peso, regulación de la presión arterial, regulación de insulina en sangre, entre otros.

En este sentido, la hipertensión puede pasar desapercibida para algunas mujeres que se encuentran entre 40 a 51 años de edad, ya que pueden atribuir los síntomas de hipertensión a la menopausia, síntomas como; cefalea (dolor de cabeza) cansancio, trastornos de sueño, palpitaciones, entre otros.

Pudiendo ocasionar graves consecuencias si no se realiza un buen diagnóstico y no se recibe el tratamiento adecuado.

Por supuesto la hipertensión no deriva esencialmente del desajuste hormonal que ocurre en la menopausia, de hecho solo un pequeño porcentaje de féminas en esta etapa tendrán problemas de hipertensión. En general, los problemas de tensión derivan de otros factores como por ejemplo el consumo de alcohol, tabaco, problemas de obesidad, diabetes, factores genéticos, etc.

Qué cambios en la menopausia favorecen el aumento de la presión arterial

Como ya mencionamos la menopausia trae consigo una serie de cambios hormonales importantes a pesar de que es un proceso que se presenta de manera progresiva, la disminución de estrógenos en sangre promueve la acumulación de grasas en el organismo, y el aumento de peso corporal, ocasionando muchas veces sobre peso, lo que se relaciona directamente con el aumento de la presión arterial.

Por otro lado, las mujeres en etapa de menopausia suelen desarrollar resistencia a la hormona insulina, por lo que las células del organismo no pueden hacer uso de dicha hormona para integrar la glucosa en sangre, pudiendo ocasionar diabetes.

De igual forma, en la menopausia tienen a aumentar los niveles de lípidos en sangre, agravando de manera significativa la incidencia de síndrome metabólico, en donde aumentan los niveles de colesterol y triglicéridos aumentando las probabilidades de presentar diabetes tipo 2, aumento de la presión anterior y en general, a sufrir enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo controlar la presión arterial antes y después de la menopausia?

Existen diferentes maneras de controlar la presión arterial antes y después de la menopausia, todas se relacionan con llevar saludable estilo de vida, pudiendo resaltar los siguientes:

Controlar el peso y mantener una buena relación peso/altura. Consumir poca sal y controlar el consumo de alcohol. No fumar. Realizar ejercicios físicos, por lo menos 3 veces por semana. Llevar una dieta saludable con un adecuado consumo de vegetales y frutas, disminuyendo el consumo de alimentos industrializados o procesados. Controlar el consumo de comidas grasosas. Realizar actividades que permitan controlar los niveles de estrés como rutinas de Pilates o yoga. Mantenerte hidratada.

Es recomendable que de presentarse algún síntoma asistas a un especialista, luego de hacer los exámenes pertinentes este te indicará un tratamiento de ser necesario.

Compartir:

Noticias relacionadas

Qué es la ebriorexia

30/11/21

Otomicosis: ¿qué es y qué la causa?

29/11/21

¿Qué es el clonus y Qué lo causa?

26/11/21

El envejecimiento saludable

25/11/21

¿En qué consiste la estimulación vestibular?

24/11/21

¿Qué es el líquido amniótico y cuál es su función?

23/11/21

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad