¿Qué es un meduloblastoma?

Escrito por: AS CONSULTING GROUP8/11/2021

Todo tumor causa preocupación y si es uno grado IV, requiere de asistencia especializada, mucho más, cuando en la familia existen antecedentes de estos padecimientos.

Si requieres conocer acerca de los meduloblastomas, en este sitio informaremos acerca de estas tumoraciones malignas, sigue con nosotros y obtendrás lo que buscas.

¿Qué es un meduloblastoma?

El meduloblastoma es una tumoración cerebral grado IV, canceroso y maligno, se aloja en la zona posterior y baja del cráneo, entre el cerebro, el cerebelo y la médula espinal, es sumamente importante porque el cerebelo es el encargado de la coordinación motora del organismo.

Esta tumoración conocida como tumor neuroectodérmico primitivo cerebeloso (PNET, siglas en inglés), se propaga hacia el cerebro y por la médula y, en raras ocasiones se extiende a otros órganos del cuerpo.

El meduloblastoma no es hereditario, es significativo tener en cuenta que uno de los factores de riesgo es que existan antecedentes familiares. La totalidad de los meduloblastomas se catalogan como tumoraciones de grado IV, esto es que son cancerosos, malignos y se extienden con rapidez.

Causas

No se conocen causas determinadas de la gran mayoría de estos tumores y una proporción mínima de los infantes están relacionados con atrofias genéticas de antecedentes familiares de los pacientes.

No hay conocimiento acerca de las causas precisas de los meduloblastomas determinados en mayores. La ocurrencia del meduloblastoma es poco frecuente, pero es la tumoración cerebral cancerosa más habitual en los menores.

Esto puede ocurrir sin importar la edad y género y, esta tumoración es muy habitual entre los niños infantes.

Sintomatología

Los síntomas concernientes al meduloblastoma obedecen a la ubicación de la tumoración en la cabeza.

Los pacientes con el tumor adosado al cerebelo, tienen padecimientos relacionados con la motricidad, dificultades para mantener el equilibrio para andar de pie y torpeza sobre todo en los movimientos finos de las manos.

Si la tumoración sella el líquido Cefalorraquídeo LCR, este incrementa la presión dentro de la bóveda craneana.

Produciendo cefaleas, mareos, vómito, perturbaciones en el visón haciéndola borrosa y desenfocada, cansancio, fatiga y letargo extremo. De la misma forma, desmayos, estados confusos y hasta convulsiones.

Si el meduloblastoma se propaga por la médula, es probable que la sintomatología se muestre con debilidad o rigidez de las extremidades. y algo muy significativo, la modificación del funcionamiento del sistema excretor, desarrollando incontinencia tanto urinaria como rectal, con fuertes dolores de espalda.

Tratamiento

El mayor número de pacientes suelen ser los niños y entre estos los infantes, por ello, recibir cuidado en un centro sanitario que posea especialistas pediátricos.

Con la mayor experiencia en tumoración cerebral grado IV con equipamiento de alta tecnología y criterios profesionales para tratar con niños. El procedimiento para la erradicación de un meduloblastoma, comienza una intervención quirúrgica, tanto para extraer la tumoración, como para drenar los líquidos acumulados.

Luego de realizada la intervención, se procede a realizar la radioterapia, la cual consiste en la aplicación de rayos X o radiación semejante en la zona operada, con el propósito de eliminar los vestigios de la tumoración y sellar totalmente una nueva manifestación.

Y para completar el tratamiento se debe prescribir la aplicación de quimioterapia, es cuando se utilizan fármacos de alto poder para la eliminación de los restos de células cancerígenas que se manifiesten, luego de la cirugía.

La administración de la llamada quimio, se hará vía oral o intravenosa, buscando la efectividad del procedimiento. En los adultos se utilizan el mismo procedimiento que en los infantes y han dado resultados significativos, lo importante es el diagnóstico temprano.

Una vez terminado el procedimiento y dejando evidencia de la erradicación de la dolencia, el paciente se debe someter a una dieta nutricional para recuperar el organismo.

Además, de modificar sus hábitos alimenticios, deberá realizar actividades deportivas al aire libre, para recuperar fuerzas y adaptarse de nuevo a una vida normal.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo más significativos son los infantes con antecedentes familiares de este padecimiento, por ello es importante, observar el crecimiento de los bebés y registrar los cambios que se noten atípicos.

En los adultos también se han presentado casos de estos tumores y se desconocen sus orígenes.

Prevención

El control pediátrico neonatal permite conocer y determinar los parámetros normales de un bebé al nacer y como se encuentra su estado neurológico. Seguidamente el control pediátrico mensual, permitirá conocer los valores de crecimiento en comparación con valores normales.

Asimismo, las actividades propias de un niño en crecimiento normal, por ejemplo, voltearse, desplazarse a gatas, caminar y coordinación para cada edad cronológica.

Y el especialista llevará un registro de todo el desarrollo del infante, permaneciendo alerta ante cualquier eventualidad.

Compartir:

Noticias relacionadas

Otomicosis: ¿qué es y qué la causa?

29/11/21

¿Qué es el clonus y Qué lo causa?

26/11/21

El envejecimiento saludable

25/11/21

¿En qué consiste la estimulación vestibular?

24/11/21

¿Qué es el líquido amniótico y cuál es su función?

23/11/21

Estomatitis: tipos, causas y tratamientos

22/11/21

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad