¿Qué es un balance de situación?

Escrito por: AS CONSULTING GROUP5/11/2021

Un balance de situación es un documento que se elabora una vez al año en las empresas. Destacando su situación financiera y económica en un momento específico. Se refleja un diagnóstico organizado y segmentado de la situación real en que se encuentra la empresa en ese momento, considerando activos, pasivos y patrimonio neto.

Es de gran utilidad para consultar cómo se encontraba la empresa en el momento en que se realizó el diagnóstico y se elaboró el informe. No tiene utilidad para hacer un análisis evolutivo ni de crecimiento de la empresa mes a mes, pero si para comparar ejercicios de un año a otro.

El balance de situación se debe elaborar y entregar anualmente. Da información básica sobre las inversiones que tiene la empresa, cuáles son las deudas de los clientes o las deudas en su totalidad.

Por otra parte, este documento, conjuntamente con el balance de sumas y saldos, estados financieros y cuenta de ganancias y pérdidas, son las cuentas anuales de la empresa que es necesario pasar al registro mercantil.

Cómo elaborar un balance de situación

Para la elaboración del documento, se debe contar un listado de todos los bienes, derechos, obligaciones y capital con el que cuenta la empresa en ese momento específico. Hay formatos revisados para elaborarlo, con una estructura concreta ajustada a los modelos oficialmente aprobados.

Hay dos modelos de cuentas anuales, el Abreviado y el Normal, y su uso será de acuerdo al tamaño de la empresa. En este sentido el modelo “Abreviado”, es útil cuando los activos no sean mayores a los 2.850.000 euros y el ingreso neto sea igual o menor a los 5.700.000 euros, por ejemplo.

Asimismo, cuando la plantilla de trabajadores durante el ejercicio no supere los 50 empleados. Cuando los parámetros aumentan estas cifras se utiliza el modelo Normal.

Componentes de un balance de situación

El balance se divide en tres segmentos, los activos o bienes y derechos de la organización. El patrimonio neto que se refiere a los recursos propios de la compañía y los pasivos donde se consideran todas las deudas y obligaciones de la empresa.

Activos

Este segmento contempla los títulos de propiedad de la empresa y todos los bienes que la constituyen. Los activos son de dos tipos los corrientes y los activos no corrientes.

En los no corrientes es donde se consideran los bienes, derechos y las propiedades. También el inmovilizado tangible, que se refiere a los diseños industriales y las patentes, así como otros derechos de la compañía. Finalmente, dentro de los no corrientes está también el inmovilizado financiero. Este se refiere al apartado donde se registran las inversiones que se realizarán en un futuro.

Mientras que, los activos corrientes, se vinculan directamente con un ciclo no mayor de un año de explotación. En el que se adquirieron los activos y se incorporaron al proceso de producción.

Se consideran activos corrientes los bienes, las ventas, los productos y toda la materia prima existente. En efectivo o un equivalente. Asimismo, se consideran los activos que se espera producir en corto plazo, máximo un año. Contado a partir del cierre del ejercicio anterior.

Así que todo el efectivo y los demás activos líquidos equivalentes a efectivo, sin que esté restringido su uso, podrá utilizarse para intercambiar o pagar pasivos, en el año siguiente al cierre del ejercicio.

Pasivos

Los pasivos están representados por el capital financiado y también se clasifican en corrientes y no corrientes.

En este contexto, las obligaciones próximas a vencer en corto plazo (mínimo 1 año), y que la empresa no cuente con un diferimiento del pago, son pasivos corrientes.

También se consideran corrientes aquellos pasivos financieros que se mantienen para hacer negocio, a excepción de los derivados con plazo de liquidación mayor a un año.

Mientras que, en los pasivos no corrientes, se incluyen las deudas a vencer a largo plazo.

Patrimonio Neto

El patrimonio neto por su parte, representa el capital o fondo propio de la empresa. Y se consolida en todos los activos de la organización, una vez se han deducido los pasivos.

Constituye, por lo tanto, todos los aportes que ha recibido la empresa desde su creación, de parte de sus creadores y propietarios o por los socios. Así como las reservas voluntarias, indisponibles y demás.

Compartir:

Noticias relacionadas

¿Qué es el incremento a tasa clave?

29/11/21

¿Qué es el análisis de rendimiento?

26/11/21

La aplicación de los precios de transferencia.

26/11/21

La planificación financiera

23/11/21

Breve historia del Bitcoin

18/11/21

Estados financieros: los 4 estados de la contabilidad básica que debes conocer

12/11/21

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad