¿Qué es la fiebre de lassa y qué la produce?

Escrito por: AS CONSULTING GROUP14/12/2021

¿Has escuchado hablar de la fiebre Lassa y tienes dudas al respecto?

Acompáñanos en este post y te diremos que es la fiebre Lassa y que la produce. Además, te diremos cómo se realiza el diagnóstico y el tratamiento a seguir.

Qué es la fiebre lassa

Es una enfermedad hemorrágica viral aguda ocasionada por un agente viral perteneciente a la familia arenavirus, conocido como el virus de Lassa. El hospedador y transmisor común de esta enfermedad es un roedor perteneciente a la especie Mastomys natalensis, una rata bastante común en África ecuatorial, extendida en gran parte del África subsahariana.

La primera descripción de la fiebre de Lassa se realizó en los años 50, no obstante, el virus que la causa se identificó por primera vez en el año 1969, al enfermarse y morir unas enfermeras misioneras en la localidad de Lassa en Nigeria, de ahí el nombre. Por ello su nombre.

El virus se ha presentado principalmente en Lassa Nigeria, Liberia, Sierra Leona, Ghana, Togo y Benin. No obstante el roedor que la transmite, la rata Mastomys también se encuentra en los países colindantes. Incluso la fiebre de Lassa ha sido reportada en países como Estados Unidos, Suecia,

Alemania y Reino Unido.

En África los brotes de la enfermedad se dan durante todo el año. No obstante, la mayor cantidad de personas infectadas se da entre los meses de diciembre y junio. En general, la letalidad es del 1%, los casos de mayor gravedad tienen una letalidad del 15%. Las muertes se presentan especialmente en niños.

¿Cómo es la transmisión de la fiebre Lassa?

Esta es una infección zoonótica, ya que es transmitida de animales a humanos. La transmisión del virus se da en el momento en que el individuo toca las heces u orina del hospedador (rata Mastomys) infectado. Esto puede ser por medio de alimentos contaminados, agua, artículos o el mismo aire o polvo contaminado con partículas de excremento.

De igual forma una persona infectada puede transmitir el virus a otra persona por los fluidos corporales, artículos contaminados con orina, sangre o heces. No se transmite por contacto, pero si puede ser transmitida por uso de agujas contaminadas, y existen algunos reportes de contagio por transmisión sexual. En general, es una enfermedad común en espacios con poca higiene o con hacinamiento.

Síntomas comunes en la fiebre Lassa

El periodo de incubación del virus va de 6 a 21 días, que es el momento en que pueden aparecer los síntomas. Hay que destacar que aproximadamente el 80% de los infectados no presentan síntomas graves, no obstante pueden presentar fiebre, dolor de cabeza y malestar general.

Mientras que el 20% restante suelen convertirse en casos graves, en donde se puede presentar la siguiente sintomatología. Sangrado principalmente en las encías, los ojos y la nariz. También puede presentarse en otros lugares.

Respiración dificultosa. Episodios de tos. Inflamación de las vías respiratorias. Vómito y diarrea con sangre. Problemas para tragar. Hinchazón de la zona de la cara. Dolor en las zonas del pecho, abdomen y espalda. Hepatitis. Pérdidas de audición, pasajeras o permanentes. Anormalidad en el ritmo cardiaco. Inflamación del pericardio (pericarditis) Episodios convulsivos Episodios de temblores. Inflamación de las meninges. Encefalitis.

La muerte se da generalmente por una falla orgánica múltiple en un tiempo de dos semanas después de iniciados los síntomas. Entre las complicaciones, la sordera o pérdida de audición es la más común, ocurriendo en 1 de cada 3 infectados.

Es un virus muy peligroso para las mujeres en estado de gestación, especialmente en el tercer mes, las pérdidas del embarazo de forma espontánea se dan en un 95 % de los casos.

¿Cómo se hace el diagnóstico de la fiebre Lassa?

El diagnóstico de la fiebre Lassa puede complicarse por la variedad de síntomas que se pueden presentar, siendo muy similar clínicamente con enfermedades como el ébola, la fiebre tifoidea y la malaria, por lo que sólo puede diagnosticarse con un conjunto de pruebas clínicas.

Las muestras son altamente peligrosas y deben ser analizadas en instituciones especializadas. La fiebre Lassa se diagnostica por medio de ensayos serológicos inmunoabsorbentes ligados a enzimas, lo que comúnmente se conoce como prueba ELISA. En esta prueba se deben detectar los anticuerpos IgM e IgG y los antígenos de Lassa.

La prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa con transcripción Inversa o RT-PCR también es utilizada para la detección del virus en pacientes que se encuentran en la primera etapa.

Tratamientos

En un principio el tratamiento es sintomático, se debe controlar la fiebre, el malestar general y mantener a la persona hidratada en todo momento, aplicar oxígeno de ser necesario, mantener un equilibrio de electrolitos, etc.

Un diagnóstico a tiempo puede hacer la diferencia. En general es utilizado un antiviral llamado Ribavirina, que ha demostrado un pronóstico favorable, a pesar de que no se conoce el modo de acción en la enfermedad. Sin embargo, el medicamento es altamente tóxico.

Por los momentos, los especialistas trabajan para la creación de una vacuna contra el virus de Lassa.

Compartir:

Noticias relacionadas

¿Qué es la técnica CRISPR y cuáles son sus aplicaciones?

14/01/22

Qué es el borramiento cervical y cuándo ocurre

4/01/22

¿Qué es la aptitud física?

24/12/21

¿Cómo afecta la salud el exceso de ejercicio?

15/12/21

¿Qué es la fiebre de lassa y qué la produce?

14/12/21

Crecimiento intrauterino retardado: ¿qué es y cuáles son sus causas?

8/12/21

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad