Paradoja del incentivo

Escrito por: AS CONSULTING GROUP30/11/2021

¿Quieres saber de qué trata la paradoja de incentivo? Acompáñanos, en este post te diremos qué es y de dónde salió la teoría que explica por qué las recompensas no son tan buenas como muchos creen. Descubre si recompensar a tus empleados es una buena estrategia.

Es bastante común, especialmente con los niños ofrecer recompensas si hacen algo que queremos, un recurso que también suele ser aplicado por empresas con sus trabajadores, pero es posible que lo que siempre se ha considerado como una buena estrategia de motivación disminuya la productividad, convirtiéndose en un inconveniente.

De dónde salió la teoría de la paradora del incentivo

La paradoja del incentivo no es nada nuevo, todo comenzó con un estudio realizado por la Universidad de Stamford en el año 1953, en donde se buscaba determinar el impacto que tienen las recompensas en la motivación de los niños.

Para el experimento los científicos seleccionaron niños de un jardín de infancia con edades comprendidas entre 3 y 5 años de edad que demostraran gusto natural por dibujar, estos los dividieron en 3 grupos.

1 grupo, con recompensas esperadas. En este caso ofrecieron a los niños una recompensa por cada dibujo que hicieran.

2.º grupo, sin recompensas. En este caso les dijeron a los niños que tenían una hora libre y que podían hacer lo que quisieran.

3.er grupo. Recompensas inesperadas. En este grupo al igual que en el segundo les dijeron a los niños que tenían una hora libre y podían hacer lo que quisieran. No obstante, en este caso les entregaban una recompensa por dibujar, pero de forma sorpresiva.

Luego de unos días, investigadores regresaron con los niños, dándose cuenta de que unos tenían más y mejores dibujos que otros. Niños que en un principio dibujaban por igual, pero se vio en un grupo la reducción de la actividad y la calidad.

En el primer grupo, los niños que ofrecieron una recompensa hicieron menor cantidad de dibujos en comparación con el grupo sin recompensa y el de la recompensa sorpresa, quienes continuaron con el mismo nivel que al iniciar. De igual forma, los investigadores se dieron cuenta de que el primer grupo entregó dibujos de menor calidad, con menos detalles que los otros grupos.

¿Cuál es la paradoja del incentivo?

Antes de iniciar el experimento, los niños tenían un nivel similar tanto en cantidad como en calidad de dibujos, posteriormente, los participantes que ofrecieron recompensa solo hacían el trabajo si lo entregaban de forma inmediata, sino preferían hacer otras actividades.

Justamente en eso consiste la paradoja del incentivo, esta demuestra que no siempre las recompensas motivan a las personas a cumplir con una actividad de una mejor manera, por estar motivada.

Esta indica que la persona al centrar la realización de la actividad con una recompensa, hace que los individuos solo quieren cumplir para obtener un beneficio, perdiendo lo que anteriormente le motivaba de forma intrínseca. La motivación intrínseca es eso que nos motiva a hacer algo porque nos gusta.

Al tener una recompensa, la motivación se transforma en extrínseca, es decir que la persona solo hace algo para recibir un incentivo, bien sea una recompensa, un salario, un castigo, etc.

¿Recompensas o no recompensas?

Al igual que ocurrió en el experimento, a lo largo del tiempo se han llevado a cabo diferentes experimentos con la misma finalidad, demostrando que las recompensas pueden disminuir la motivación en vez de aumentarla.

Entonces, ¿se debe o no recompensar a los empleados?

En este sentido, vale la pena evaluar la estrategia de recompensas, no se trata de eliminar los incentivos de la dinámica laboral, sino saberlo implementar considerando los siguientes aspectos.

No centrar los mensajes en los incentivos o recompensas, de esta manera condicionarás las acciones de los empleados, harán su labor solo por recibir algo a cambio, en vez de hacerlo porque les gusta su trabajo. Considerar que existen recompensas efectivas, los elogios son una buena recompensa. Inducir la motivación intrínseca con retos interesantes, que les apasione.

La aplicación de recompensas sorpresas es una buena opción para premiar a tus trabajadores, sin que disminuya su motivación y deseo de hacer las cosas bien.

De igual forma puedes ofrecer recompensas en los momentos que las actividades no nazcan de forma natural, incluso en un grupo. Un ejemplo de ello sería dar el día libre si los empleados asisten a actividades de voluntariado, esto les motivará a participar y tendrán la oportunidad de disfrutar de las actividades ofrecidas.

Compartir:

Noticias relacionadas

10 libros de liderazgo que la gente inteligente está leyendo

30/11/22

¿Cuándo contratar un asesor financiero?

29/11/22

¿Qué es la deuda zombie?

22/11/22

Cómo tener una mentalidad de crecimiento para alcanzar tus objetivos

14/11/22

Cómo empezar tu propio podcast (consejos de eficacia probada)

18/10/22

5 apps de Google que te ayudarán a ser más productivo si haces investigación

13/10/22

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad