MÉTODO ABC DE CONTROL DE INVENTARIOS

Control efectivo
Almacenamiento
Sistemas de control
Escrito por: Javier Arreguin Ruiz 15/02/2019

Una actividad primordial para la empresa es la adecuada administración del inventario, por ello, con el control efectivo y la fijación de las políticas adecuadas se logrará tener ganancia y evitar que se pare la producción o se pierdan clientes por la escasez de algún producto.

En general, la administración de inventario se centra en cuatro aspectos básicos:

  1. ¿Cuántas unidades deberían ordenarse o producirse en un momento dado?
  2. ¿En qué momento debería ordenarse o producirse el inventario?
  3. ¿Qué artículos del inventario merecen una atención especial?
  4. ¿Se puede tener protección contra los cambios en los costos de los artículos del inventario?

Con base en estas cuestiones, debe considerarse que se necesita un cierto control de inventario de mercancías existentes y las que ya no existen en nuestro almacén. En ese sentido, el método ABC resulta muy útil.

Técnicas de administración de inventarios

Los métodos empleados comúnmente en el manejo de inventarios son los siguientes: • El sistema ABC. • El modelo básico de cantidad económico de pedido CEP.

El sistema ABC

Esta vez abordaremos el sistema ABC, que es un método de clasificación de inventarios en función del valor contable (de coste o adquisición) de los materiales almacenados. Tradicionalmente, miles de artículos se almacenan en las empresas, especialmente en la industria manufacturera, pero sólo un pequeño porcentaje representa un valor contable lo suficientemente importante como para ejercer un estricto control sobre él. Ten en cuenta que por regla general entre el 5 y el 15% de los artículos en inventario representan entre el 70 y el 80% del valor total del mismo. Estos artículos son clasificados como “artículos A”. Los “artículos B” representan aproximadamente el 30% del total de artículos almacenados, pero sólo un 15% del valor total del inventario. Los “artículos C” constituyen generalmente el 50 o 60% de todos los artículos almacenados, pero representan un modesto 5 ó 10% del total del valor del inventario. Un principio implícito en la aplicación del análisis ABC es que cada tipo de artículos requiere distintos niveles de control. Así, a mayor valor de inventario, mayor control sobre el mismo. La “clase A” deberá ser controlada más estrechamente, sin embargo, las “clases B y C” requieren una atención menos estricta.

¿Cómo implementarlo?

El primer paso en la aplicación del análisis ABC es la clasificación de todos los artículos en cada una de las clases. Esto significa que a cada ítem en el almacén se le asigna un valor contable (de coste o de adquisición). Este valor se obtiene al multiplicar el coste unitario por la demanda anual de cada artículo. Posteriormente, todos los artículos se ordenan en función de su valor. La clasificación que resulta puede no ser exacta, pero normalmente se aproxima bastante a la realidad en gran parte de las empresas. El siguiente paso en el análisis ABC es determinar el nivel de control para cada tipo de ítem almacenado. El mayor esfuerzo de control debe realizarse sobre los artículos “clase A”. Esto se traduce en la necesidad de efectuar una correcta previsión de la demanda e implementar un estricto sistema de registro de los movimientos en almacén. Al mismo tiempo, se debe establecer el sistema más apropiado de control de inventario (determinístico, probabilístico; de cantidad o período fijo, entre otros). Los artículos B y C requieren un control menos estricto. Por eso, en este tipo de ítems se pueden mantener stocks de seguridad mayores sin temor a incurrir en costes excesivamente elevados. En estos casos no es necesario implementar sistemas de control de inventarios, pues el control visual directo es suficiente.

Una empresa que emplea esté sistema debe dividir su inventario en tres grupos: A, B, C. En los productos “A” se concentra la máxima inversión; el grupo “B” está formado por los artículos que siguen a los “A” en cuanto a la magnitud de la inversión, y el grupo “C” se compone, en su mayoría, de una gran cantidad de productos que sólo requieren de una pequeña inversión. La división del inventario en productos A, B y C permite que una empresa determine el nivel y tipos de procedimientos de control de inventario necesarios. El control de los productos “A” debe ser el más cuidadoso, dada la magnitud de la inversión comprendida, en tanto los productos “B” y “C” estarían sujetos a procedimientos de control menos estrictos.

Ahora que conoces este método tan conveniente, recuerda que, si la materia prima o el producto escasea, se deberá centrar en los artículos de mayor valor o costo de adquisición.


AS + SMS©2018. Arreguin Sánchez y Asociados S.C.

El contenido de esta publicación es de Carácter informativo y de ninguna manera debe considerarse como una asesoría profesional, ni ser fuente para la toma de decisiones. Antes de tomar cualquier decisión o medida que pueda afectar sus finanzas o negocio, debe consultar a un asesor profesional calificado. Ninguna entidad, será responsable de pérdidas que pudiera sufrir cualquier persona o entidad que consulte esta publicación. Para más información consulta: https://ascg.mx/

Compartir:

Noticias relacionadas

Formatos, oferta y precio: la segmentación en el retail

15/10/21

¿Dónde y para qué hacer Networking si vas a emprender?

14/10/21

Cómo organizar tus ideas con un mapa mental

13/10/21

Cómo la tecnología y sostenibilidad impactan en el mundo

13/10/21

Cómo funciona el proceso de fusión de empresas

13/10/21

Los 5 principios de Hewlett Packard

12/10/21

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad