La inclusión financiera digital en un mundo post COVID-19

Escrito por: AS Consulting Group5/10/2020

La actual pandemia por Coronavirus ha supuesto un punto de inflexión para los distintos servicios digitales financieros. En este caso, muchos hogares que devengan ingresos por debajo de la media, pero también las empresas pequeñas.

Estas últimas pueden llegar a beneficiarse de las grandes ventajas que ofrecen tanto el dinero móvil como las tecnofinanzas, y hasta los servicios de banca en línea.

Lo que está ocurriendo es que la inclusión financiera que se deriva de los múltiples servicios financieros digitales son idóneos para impulsar el crecimiento económico.

Por otra parte, la pandemia ha servido para que se potencie el uso de los servicios financieros digitales, pero al mismo tiempo ha complicado el crecimiento de las pequeñas empresas o negocios dentro del sector.

Esto ha dejado en evidencia la gran desigualdad que existe con respecto al acceso que se puede tener hacia estas infraestructuras digitales. Por tanto, se hace necesario la adopción de distintas medidas que permitan garantizar la máxima inclusión en un futuro cercano.

Dicha situación es importante porque, según las experiencias del pasado, el uso de los servicios financieros ha tenido gran auge en situaciones difíciles. Por ejemplo, es necesario recordar como la epidemia de SRAS (2003) en China, aceleró el uso de los canales electrónicos.

En este sentido, diversos países como Liberia, Ghana, Kenya, Kuwait, Myanmar, Paraguay y Portugal, se encuentran propiciando la transición hacia el uso de canales electrónicos mediante el abaratamiento de las comisiones que se cobran por transacciones, y del mismo modo, han elevado el límite de las operaciones relacionadas con el dinero móvil.

Las experiencias en Asia y África

De acuerdo a un importante estudio presentado recientemente por expertos en la materia, en la cual se ha medido el progreso de 52 economías de distintos mercados emergentes y/o en desarrollo, se observó que la digitalización llegó a aumentar la inclusión financiera entre los años 2014 y 2017.

En este orden de ideas, dos continentes, Asia y África, han estado marcando la pauta en cuanto a la inclusión financiera digital. Pese a las importantes diferencias que existen entre los países de Ghana, Kenya y Uganda, quienes han venido a tomar la delantera dentro del continente africano.

En cambio, la utilización de los servicios financieros digitales ha sido más reducido en distintos países del Oriente Medio y en América Latina. Esto es posible que ocurra en países como Chile y Panamá porque existe un nivel, quizás más alto, de penetración bancaria.

Ahora bien, en la gran mayoría de países han venido evolucionando los pagos digitales y se han convertido cada vez más en préstamos digitales.

Esto ocurre en la medida que las empresas van acumulando los datos de los distintos usuarios, y comienzan a desarrollar nuevas formas de utilizar estos datos para evaluar las solvencias crediticias.

Ventajas que van más allá de la inclusión financiera

Esta inclusión es algo que siempre va a beneficiar a la economía y a la sociedad en general. Ya en estudios anteriores se había podido observar, que mediante la ampliación de los servicios financieros del tipo tradicional hacia aquellos hogares con bajos ingresos económicos, y las pequeñas empresas, ha permitido el crecimiento económico y la disminución de la desigualdad en ingresos.

En estos estudios se llegó a concluir que mediante la inclusión de más hogares y pequeñas empresas hacia el sector financiero digital, se ha podido asociar este hecho con un crecimiento mayor del Producto Interno Bruto (PIB) de la nación.

Por otra parte y en medio de los confinamientos que se han producido debido a la COVID-19, “...los distintos servicios financieros digitales han ofrecido a los gobiernos la posibilidad de proporcionar apoyo financiero rápido y seguro a personas y empresas a las que es difícil llegar”. Tal es el caso de Namibia, Perú, Zambia y Uganda.

En este sentido, existen varios factores que deben de coincidir en el momento, para que se pueda aprovechar el gran potencial que ofrecen los servicios financieros digitales, y especialmente en una era posterior a la COVID-19.

Para lograr que esta inclusión llegue hasta todos, se necesitan mejorar las condiciones y la igualdad de acceso. Por ejemplo, es necesario el sistema eléctrico, los servicios de conexión a Internet, alfabetización financiera y digital, entre otros más.

Compartir:

Noticias relacionadas

Forex vs Criptotrading: ¿cuál es la mejor opción?

21/01/21

Retos a los que se enfrenta las MiPyMes 2021

20/01/21

Este es el escenario actual para los pagos online en LATAM

19/01/21

130 millones de personas caerán en pobreza extrema en 2021

12/01/21

Volkswagen anuncia inversión de 234 mdd en planta de Guanajuato

7/01/21

Diferencias entre demostraciones de divisas y cuentas reales

6/01/21

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Petén 23 Interior 201 Narvarte Poniente Benito Juárez, DF CP: 03000

Teléfonos

+52 55 5840 4611
+52 55 5440 7436
+52 55 5859 9296

Sucursal Estado de México

C. Pafnuncio Padilla #26 Piso 3 Ciudad Satélite C.P. 53100 TEL: 4161 7100
Developed byPlukke
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad