La educación financiera y el método Kakebo

Escrito por: AS CONSULTING GROUP25/03/2021

Una costumbre de ahorro permitirá superar los diferentes cambios y oportunidades que se presentan en la vida de una manera más serena. A lo largo de la vida debemos aprender a manipular el dinero de la manera correcta.

Una educación financiera desde la niñez permitirá una mejor organización de los recursos con los que podremos tener una mejor calidad de vida, tiempos cómodos y en especial que permita sobrepasar los tiempos difíciles como los presentados por la pandemia COVID-19.

La OCDE confirma que a quines les ha costado soportar las peores situaciones, son aquellos hogares que cuentan con un nivel de conocimiento menor en el tema financiero. Por lo que es fundamental tener una formación financiera para poder desenvolverse mejor en dichos escenarios.

¿Qué es la educación financiera?

Es posible hacer una definición de la educación financiera como una serie de conocimientos que se van adquiriendo a lo largo de la vida, permitiendo llevar una adecuada administración de las finanzas acorde al escenario económico circundante.

Generalmente las decisiones tomadas por las personas están relacionadas de una u otra manera con la economía. Eso quiere decir que es esencial una evaluación de distintas opciones en la gestión de una persona, porque evaluar toda la información económica que sea posible abre más posibilidades.

De la misma forma, es esencial entender con la mayor claridad y precisión posible cada uno de los conceptos que de cierta manera se relacionan y afectan la economía. El ahorro y la planificación económica deben ser la guía de los movimientos financieros.

Ventajas de una buena educación financiera

El tener una buena educación financiera y práctica de ahorro es el pilar que permitirá apoyarnos en cada uno de los recursos obtenidos al momento de que las situaciones económicas se dificulten o en momento de presentarse gastos de imprevisto.

Método Kakebo

Si existe un país con las tasas de ahorro más altas es Japón, es un hábito en esta nación desde hace mucho tiempo, pese a las dificultades y de que los intereses que benefician al ahorro en ese país son prácticamente inexistentes. Por lo que sería interesante y conveniente estudiar la cultura y analizar los métodos de ahorro utilizados, pudiendo obtener grandes conocimientos.

El país oriental cuenta con un método de ahorro de gran popularidad conocido como metodología Kakebo, destacada desde un siglo atrás, específicamente con inicios en el año 1904. Dicha estrategia es bastante simple y puede ser utilizada en todo tipo de economía ayudando a tener controlado los ingresos y egresos.

La metodología nace de la idea de llevar anotaciones en una libreta con los ingresos y egresos que se tienen en el año. Una tarea fácil, pero que para algunos fuera de la cultura puede resultar tediosa.

Se debe destacar que a pesar de existir una amplia variedad de aplicaciones en el país nipón como es el caso de Moneytree, las entidades bancarias de Japón admiten llevar un seguimiento de los movimientos financieros de los usuarios de forma digital.

No obstante, los cuadernos de notas financieras continúan teniendo una gran demanda en Japón, especialmente el primero y último mes del año. Los defensores de la metodología Kakebo discuten que el método manual le permite a las personas tener más conciencia del dinero que utilizan. Para ellos, esta metodología sirve para ayudar a pensar en las formas de mejorar las inversiones.

Sin duda alguna, es una metodología trabajosa especialmente al inicio, sin embargo, esto ha ayudado a muchas personas a conseguir éxito financiero y así lo aseguran los especialistas en el tema.

¿Cómo aplicar la metodología Kakebo?

El primer paso es hacer anotaciones de ingresos y egresos, lo que puede llevarse como un control del día o la semana según sea más conveniente para la persona.

Dichas anotaciones a su vez tendrán que ser clasificadas en categorías. Por ejemplo, se deben separar los gastos esenciales de los de ocio, así como los extraordinarios, que consisten en un gasto repentino como la reparación de una lavadora.

De igual forma, los ingresos también serán clasificados de manera que se podrá llevar un control de los gastos comunes a diferencia de los extras. Esta clasificación permite saber con exactitud en qué se gasta el dinero, y es lo que le ha permitido a la metodología Kakebo tener tanto éxito.

Compartir:

Noticias relacionadas

La inclusión financiera avanza en México, pero aún es insuficiente. Entérate por qué

16/04/21

Lo que les espera a los servicios bancarios tras la pandemia

15/04/21

El navegador Brave integrará una billetera DeFi dedicada a Binance Smart Chain

14/04/21

Visa implantará programa piloto para aceptar pagos con criptomonedas

13/04/21

México se encuentra en el top 5 de los países menos bancarizados

12/04/21

CNBV sancionará a las instituciones financieras que no cumplan con la geolocalización

12/04/21

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Petén 23 Interior 201 Narvarte Poniente Benito Juárez, DF CP: 03000

Teléfonos

+52 55 5840 4611
+52 55 5440 7436
+52 55 5859 9296

Sucursal Estado de México

C. Pafnuncio Padilla #26 Piso 3 Ciudad Satélite C.P. 53100 TEL: 4161 7100
Developed byPlukke
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad