Habilidades laborales la importancia de las habilidades duras y blandas

Escrito por: AS CONSULTING GROUP22/02/2022

Es muy complejo desarrollar una definición única del concepto de competencia, ya que es una noción cambiante, que varía según las disciplinas y el contexto al que se refiere (por ejemplo, podemos diferenciar las habilidades laborales de las lingüísticas, comunicativas, etc). En general, sin embargo, las competencias pueden definirse como habilidades adquiridas con la experiencia en un campo de actividad específico.

Por esa razón, las habilidades desarrolladas varían dependiendo del campo de actividad en que se encuentre la persona. Lo cual, por supuesto, no indica que sea imposible desarrollar habilidades ajenas al campo de actividad, pero siempre será más fácil desarrollar las habilidades afines a este.

En el lugar de trabajo, las competencias o habilidades profesionales se definen como las cualificaciones profesionales obtenidas con la experiencia laboral: conocimientos teóricos, habilidades prácticas, actitudes conductuales y relacionales.

Para comprender mejor qué son las habilidades laborales (y cómo resaltarlas en su currículum vitae), primero se debe hacer una distinción esencial entre habilidades duras y blandas.

Habilidades duras o Hard Skills

Las habilidades técnicas se denominan habilidades duras, que dependen de la formación previa y la experiencia laboral previa. Las habilidades duras son medibles, cuantificables y, sobre todo, se pueden aprender a través del estudio y la práctica. Son, en resumen, las habilidades técnicas o prácticas.

Estas son todas las habilidades profesionales más específicas que diferencian a los trabajadores que operan en diferentes áreas: por ejemplo, un contador tendrá sólidos conocimientos en el campo económico, mientras que un programador tendrá habilidades técnicas inherentes al sector de TI.

Habilidades blandas o Soft Sills

Las habilidades blandas incluyen todas las habilidades sociales, conductuales y relacionales, que no se opongan a las habilidades duras, sino más bien se integran en la definición de un perfil profesional.

Estas habilidades de trabajo “ligeros” permiten que el reclutador pueda evaluar lo que el comportamiento que un candidato podría adoptar en el lugar de trabajo y asume particular importancia en el proceso de selección.

De hecho, mientras que las habilidades duras pueden adquirirse o reforzarse progresivamente mediante planes de formación específicos, en ocasiones elaborados por las propias empresas, las habilidades blandas dependen esencialmente de las inclinaciones innatas de la persona, resultando difíciles de aprender sin una propensión individual básica y, por tanto, también son difíciles de enseñar.

Precisamente esta dificultad a la hora de formar a los trabajadores en soft skills y valores de empresa lleva a las empresas a preferir candidatos que posean determinadas competencias transversales.

Las habilidades blandas a veces pueden diferir, como las habilidades duras, según las áreas de uso, pero algunas son habilidades más valiosas y solicitadas por todas las empresas y en todos los sectores: ejemplos son las habilidades de comunicación e interpersonales, flexibilidad, autonomía, resolución de problemas, proactividad e inteligencia emocional.

Naturalmente, las habilidades blandas constituyen una fortaleza potencial que es aún más importante para los candidatos recién graduados, quienes, al no tener experiencia profesional, tienen un bagaje limitado de habilidades laborales técnicas adquiridas en el campo.

Balance de competencias: qué es y para qué sirve

La evaluación de competencias es una herramienta importante, que puede ayudarte a identificar tus recursos personales, con el objetivo de hacer una elección de carrera que sea consistente y compatible con tus aptitudes.

Se trata de una colección de los documentos más significativos de su curso de formación, que registra los resultados y los métodos de desarrollo para rastrear su "historia" y ofrecerle apoyo en el análisis de sus habilidades laborales y personales (intereses, valores, experiencias).

Como herramienta individual y personalizada, puede realizarse bajo la guía y supervisión de profesionales de la orientación o psicólogos laborales. Gracias a la evaluación de competencias, podrás tomar mayor conciencia de tu potencial y aprovechar al máximo tus competencias profesionales, centrarte en tus motivaciones y tus objetivos de futuro.

Compartir:

Noticias relacionadas

¿Por qué usar la regla de las 5 horas?

9/09/22

7 ideas de negocios para trabajadores a domicilio

8/09/22

La relevancia de la educación y capacitación para el talento en tu empresa

6/09/22

Más que una opción, una necesidad: la digitalización de las empresas

1/09/22

Maneras de inspirar a sus hijos a pensar como empresarios

26/08/22

IMSS reporta que 2.9 millones de trabajadores han dejado el outsourcing

22/08/22

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad