EL ERROR DE LA EMULACIÓN

Emprendimiento
Modelo de negocios
Escrito por: Lisandro Aguilar 8/04/2019

Emprendedores, empresarios, diseñadores, sea como sea que te quieras definir, tenemos algo en común en el mundo de los negocios: todos, absolutamente todos queremos crear y sacar al mercado algo que genere valor en las personas, a fin de que estén dispuestos a pagar nuestro producto o servicio en lugar de los que ya existen. Y sí, como todo proyecto, todos aspiramos a que sea exitoso. Para lograrlo o acercarnos a ello hacemos de todo. Desde grupos foco, entrevistas, encuestas, preguntarle a amigos y familia. Sin embargo, algo que todos sabemos también es que “lo que la gente te dice que quisiera es muy diferente de lo que acaba comprando en la vida real”. Esto abarca temas de diseño, de negocios, de creación de nuevos productos y servicios, y es por lo que muchos caen en el error de la emulación directa.

¿A qué me refiero con este concepto de emulación directa? Al proceso de que al ver lo que está haciendo la industria o mi competencia lo imito al pie de la letra. Ante este hecho ustedes podrían decir: “¡Pero a mí me dijeron en un curso que eso era importante y que debía analizar lo que se hacía!”. No es una afirmación errada, pues analizar la industria o lo que hace la competencia claro que es importante, porque permite saber cómo se está actuando en este momento, qué fracasos o aciertos se han tenido. Es muy valioso hacer un benchmarking, si lo quieren definir. Pero una cosa es hacer un benchmarking y otra muy diferente es guiarnos y querer copiar lo que han hecho los demás, promocionarnos como ellos, usar los canales de comunicación que utilizan, hacer las mismas estrategias de ventas y comunicación.

Y se podrían volver a preguntar: “Y esto, ¿por qué es un riesgo o está mal?”. Es muy sencillo de explicar, ya que el momento que vive cada empresa es muy diferente. El contexto en el que se maneja y, sobre todo, la percepción que cada marca busca dejar cambia de manera masiva con respecto a lo que quieras hacer.

Imagina que estamos en el 2008 y quieres inventar algo que sustituya a los taxis. Tu idea es crear una compañía que ahora conocemos como Uber. Para lograrlo, estudias cómo funcionan los taxis de sitio, en los que la mayoría de las personas confían más. Te subes en ellos, haces varios viajes, entrevistas a los choferes y te das cuenta del entorno en el que se mueven, pero llega cierto punto en el que te sientes abrumado y decides empezar a copiar su modelo de negocio porque “ya es un modelo de negocios probado”. Si esto hubiera sucedido, hoy en vez de Uber tal y como lo conocemos, quizá tendríamos más sitios de taxi, alumbrados y vigilados, algún tipo de cámara para que te diera seguridad subirte a ese Tsuru del 95 y el servicio de que le avisaran a tu familiar, vía telefónica, cuando has llegado a tu destino.

Todo esto podrá sonar a broma, pero es algo en lo que muchas marcas o proyectos que van iniciando empiezan a realizar, y con esto poco a poco cavan su tumba. ¿Te da la misma percepción Uber que Didi? ¿Tienes las mismas opiniones de Grin que de Lime? ¿Te parece lo mismo Televisa a Tv Azteca? Así como respondiste “no” a estos cuestionamientos, las personas dirán que no sienten lo mismo por tu producto o servicio que el de la competencia existente, sin importar que ofrezcas prácticamente lo mismo.

Como mensaje final, te aconsejo que observes, entiendas y aprendas de tu competencia. Es vital que hagas esto y conozcas el entorno, pero una vez que lo hagas, no ejecutes una copia fiel de lo que han realizado otros, porque lo más probable es que te espere el fracaso. Mejor enfócate y dedica todos tus esfuerzos a crear algo nuevo y diferente, así como tu competencia lo hizo en su momento, para llegar a tener el éxito que deseas.


AS + SMS©2018. Arreguin Sánchez y Asociados S.C.

El contenido de esta publicación es de Carácter informativo y de ninguna manera debe considerarse como una asesoría profesional, ni ser fuente para la toma de decisiones. Antes de tomar cualquier decisión o medida que pueda afectar sus finanzas o negocio, debe consultar a un asesor profesional calificado. Ninguna entidad, será responsable de pérdidas que pudiera sufrir cualquier persona o entidad que consulte esta publicación. Para más información consulta: https://ascg.mx/

Compartir:

Noticias relacionadas

Store Manager todo lo que te gustaría saber

26/01/22

HR Trend 2022 10 Tendencias que Renovarán la Gestión de Recursos Humanos

26/01/22

Profesiones para viajar, no solo de vacaciones

26/01/22

Metodología OKR la guía completa

25/01/22

Pasantes, aprendices, practicantes ¿cuáles son las diferencias

25/01/22

Empatía una habilidad fundamental para mejorar la vida en la empresa

25/01/22

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad