Conoce los principales tipos de anemia y sus características

Escrito por: AS CONSULTING GROUP8/03/2022

¿Sabes cuáles son los principales tipos de anemia? Esta enfermedad se caracteriza por trastornos de la sangre y puede manifestarse de diferentes formas y en diversos grados. Además, puede estar asociado a otras patologías.

Tipos de anemia

La condición se clasifica de diferentes maneras, según la forma en que se presenta, sus características o el proceso del organismo afectado por la falta de nutrientes. ¡Aquí están los principales tipos de anemia!

Anemia ferropriva

Esta anemia es la más común y pertenece a la categoría de microcítica, un tipo en el que los eritrocitos, también llamados eritrocitos y glóbulos rojos, tienen un tamaño más pequeño de lo habitual.

Es causada por la deficiencia de hierro, un nutriente esencial para el buen funcionamiento del cuerpo debido a las funciones en la producción de eritrocitos y en la transferencia de oxígeno a las células.

Algunas buenas fuentes de hierro que se pueden incluir en las comidas para prevenir la anemia ferropénica son las carnes; huevos; verduras de hoja verde oscuro como la espinaca; cereales; semillas y legumbres, como los frijoles.

Los principales síntomas son palidez, cansancio, mareos, somnolencia, debilidad, apatía, falta de apetito, caída del cabello y uñas quebradizas. El diagnóstico lo puede dar un médico, previa evaluación clínica y pruebas, como el hemograma.

Anemia falciforme

La anemia de células falciformes se clasifica como normocítica, un tipo en el que los glóbulos rojos se consideran de tamaño regular. El cambio se produce en la forma de los glóbulos rojos, que no tienen la forma redonda convencional y adquieren un aspecto de hoz .

Como resultado, los glóbulos rojos no tienen la maleabilidad que suelen tener, lo que perjudica el flujo sanguíneo y afecta la oxigenación de tejidos y órganos. Esta anemia es causada por una mutación genética y es hereditaria.

Entre sus principales síntomas se encuentran ataques de dolor en distintas partes del cuerpo, que pueden ser leves o muy intensos; la palidez; la sensación de cansancio y la tendencia a las infecciones. La prueba del pie en bebés es capaz de diagnosticarla y es muy importante, ya que se debe iniciar cuanto antes el seguimiento de la enfermedad.

El tratamiento generalmente implica la administración de medicamentos y transfusiones de sangre. En algunos casos se puede considerar la posibilidad de realizar un trasplante de médula ósea.

Talasemia

La talasemia, también conocida como anemia mediterránea, es otra anemia microcítica. La condición es hereditaria, causada por cambios genéticos y puede causar una disminución en la producción de cadenas alfa o beta , que forman la hemoglobina.

Por lo tanto, la talasemia se puede dividir en dos tipos: alfa y beta. La beta es la más común y puede manifestarse de tres formas: talasemia menor, talasemia intermedia y talasemia mayor.

La forma menor no se considera una patología, solo un rasgo genético, y la mayoría de las veces pasa desapercibida, ya que no produce síntomas. El intermedio puede manifestarse tanto de forma leve como grave, por lo que requiere seguimiento médico. La mayor, a su vez, es la más preocupante, y puede causar problemas como retrasos en el crecimiento y agrandamiento del bazo.

Los principales síntomas de la talasemia son cansancio, debilidad, palidez, ictericia, cambios en el bazo, trastornos del crecimiento, problemas óseos y abdomen desarrollado. El diagnóstico considera la historia étnica y hereditaria del paciente, además de basarse en exámenes de laboratorio para verificar la tipología de la condición.

Anemia hemolítica autoinmune

Esta también es anemia normocítica además de ser una enfermedad autoinmune. La anemia hemolítica se caracteriza por la producción de algunos anticuerpos por parte del organismo que atacan y destruyen los glóbulos rojos .

La patología no tiene una causa determinada, pero puede estar asociada a infecciones, uso de algunos medicamentos, desequilibrios del sistema inmunológico y otras enfermedades, como el cáncer. Puede ser de varios tipos, siendo el principal mediado por autoanticuerpos tibios .

Entre los síntomas de la enfermedad se destacan palidez, malestar, fatiga, debilidad, caída del cabello, ictericia y dolores de cabeza. El diagnóstico se realiza tras la evaluación de una serie de pruebas, como las pruebas inmunohematológicas.

Anemia de Fanconi

La anemia de Fanconi es de tipo macrocítica, es decir, los glóbulos rojos son más grandes de lo normal. La condición es rara, hereditaria y ocurre debido a modificaciones genéticas. Provoca insuficiencia progresiva de la médula ósea y puede afectar a todo el organismo.

El inicio tiene lugar en la infancia y sus signos suelen observarse poco después del nacimiento. Ellos son: anormalidad en los brazos, dedos y/o esqueleto; cabeza y ojos pequeños; dificultades gastrointestinales; decoloración o manchas en la piel.

Las personas afectadas por la anemia de Fanconi tienen más probabilidades de desarrollar leucemia mieloide aguda y cáncer, razón por la cual es tan importante el control médico de la afección. Los recursos utilizados en el tratamiento suelen ser transfusiones de sangre y trasplante de médula ósea.

Anemia perniciosa

Esta anemia es de tipo macrocítica y está determinada por la deficiencia de vitamina B12. En la enfermedad, hay ausencia del factor intrínseco, proteína necesaria para la absorción del nutriente por el organismo. Debido a esto, el cuerpo no puede asimilar la cantidad necesaria de la vitamina, lo que en consecuencia dificulta la producción de glóbulos rojos.

La patología es rara y puede ser causada por la aparición de otras enfermedades, como gastritis y diabetes, aspectos hereditarios, además de la cirugía bariátrica. Su aparición es más frecuente en adultos.

Anemia aplástica

Este es un tipo grave y raro de anemia normocítica. Las personas con la enfermedad no pueden producir la cantidad necesaria de glóbulos nuevos (glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos) debido a disfunciones en la médula ósea.

La patología puede ser congénita o ser desencadenada por factores como el uso de algunos medicamentos, exposición a radioterapia y/o quimioterapia, infecciones y cánceres. Sus síntomas incluyen palidez, recurrencia de infecciones, manchas rojas o moradas en la piel y sangrado.

Compartir:

Noticias relacionadas

Expertos europeos instan a prevenir el asma, en lugar de curarlo

24/08/22

Los principales factores de riesgo que provocan la muerte por cáncer

19/08/22

Síndrome del impostor

5/07/22

Todo sobre la vaginitis causas, síntomas, tipos y tratamientos

4/07/22

¿Cuáles son las causas de la perforación gastrointestinal?

22/06/22

¿Qué es la piel de crepé y cómo se puede evitar?

22/06/22

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad