8 técnicas para manejar los conflictos en la empresa

Escrito por: AS CONSULTING GROUP19/08/2021

Saber manejar los conflictos en el entorno laboral permite mejorar el desempeño de los trabajadores y la productividad en la empresa. Por eso te invitamos a conocer 8 técnicas para manejar los conflictos en la empresa, y proporcionar a tus trabajadores un entorno armonioso y eficiente.

Es bastante común que en las empresas se presenten conflictos entre los trabajadores, posiblemente ocasionados por las largas horas laborales que se comparten entre trabajadores. Estos suelen ser ocasionados por las siguientes causas:

Rumores y equivocaciones entre trabajadores. Diferencia de opiniones. Pocos recursos por parte de la empresa. Choque de intereses y personalidad entre trabajadores. Labor ineficiente por algunos empleados dentro de un área. Cumplimiento inadecuado y deficiente de las tareas establecidas para los trabajadores. Inconvenientes de los trabajadores para el trabajo bajo presión. Clima organizacional inadecuado en el entorno laboral. En definitiva, sin importar las causas, aprender a manejar los conflictos laborales es fundamental dentro de cualquier compañía. Aspectos esenciales para un adecuado manejo de conflictos

1. Mantener la calma

Si se desea encontrar las respuestas para solventar los problemas en el entorno laboral, es indispensable que se evite incentivar las discusiones que en general, hacen que los problemas se vuelvan mayores.

En este sentido, es esencial mantener la calma, conferir un trato adecuado a cada parte involucrada en la discusión o pelea, evitando señalar a alguno en específico como culpable, y enfocándose en encontrar la solución del problema.

2. tener un mediador

Las personas neutrales son necesarias para la resolución de conflictos, este puedes ser tú o cualquier integrante de la compañía, el objetivo es ayudar a los involucrados a dialogar y resolver las diferencias que puedan tener.

Por supuesto el mediador no debe estar involucrado en el problema, su labor es lograr que se dé un clima favorable, en el que los individuos puedan entenderse, exponer cada uno su punto de vista y hallar una solución favorable para ambos.

Hablar con los involucrados

Los involucrados en el problema no deben quedarse solos, es de gran importancia hablar con ellos sobre el problema de manera directa, crear una sano debate en el que cada uno pueda expresarse con libertad pero guiados por el mediador.

Por supuesto, el mediador debe dejar claro que para debatir deben expresarse con respeto y tolerancia y tener control de sus acciones. Establecido esto puede ser buena idea una reformulación de lo que cada individuo exprese, así quedará claro que cada uno ha sido entendido, pudiendo solucionar el inconveniente y acabando con los malos entendidos.

Investigar el conflicto

El mediador o encargado del problema tendrá la obligación de investigar, estudiar y analizar el problema, las causas de este, a los involucrados, las consecuencias que el inconveniente pueda traer dentro y fuera de la empresa. Así como las posibles soluciones.

Es importante priorizar las diferentes áreas del conflicto, evaluando las que tendrán más consecuencias, pudiendo dar soluciones adecuadas a cada aspecto, y acabar con el problema de raíz.

Marcar un objetivo claro

Tener objetivos claros es fundamental para manejar los conflictos en la empresa, ya que sino no vale la pena invertir tiempo ni dinero. La definición de los objetivos, permite evaluar el progreso y ver los resultados que se esperan, bien sea la culminación de un proyecto, el aumento del desempeño o productividad, el entendimiento de cada parte, etc.

Uno de los objetivos de cualquier empresa sería el fomento de un espacio laboral con mentalidad de crecimiento o de coworking, con un adecuado trabajo en conjunto.

Hacer negociaciones

Luego de tener claro las áreas del conflicto, las causas, las opiniones de cada parte, los términos del mismo, debe interrogar a los involucrados para que cada uno de sus soluciones, ofreciéndoles además una solución neutral, con recomendaciones.

La finalidad es lograr una solución respetuosa que ambas partes deben acatar de manera obligatoria. Asimismo es importante que se planteen reuniones a futuro para que las negociaciones se mantengan.

Buscar soluciones

Una vez discutido el problema, analizado sus causas, solo queda buscar las soluciones adeudadas, proponerlas y poner en práctica las soluciones con las que cada uno de los individuos estén de acuerdo. Además, para cada solución es importante que se incluyan acciones medibles que cada involucrado acepte aplicar.

Llevar un seguimiento del problema

En cualquier conflicto siempre es importante asegurarse que la resolución ha sido exitosa, por lo que se debe llevar un seguimiento y comprobar que las acciones tomadas han tenido los resultados esperados y realmente los involucrados se están entendiendo y no ocurrirán más conflictos.

Compartir:

Noticias relacionadas

¿Por qué usar la regla de las 5 horas?

9/09/22

7 ideas de negocios para trabajadores a domicilio

8/09/22

La relevancia de la educación y capacitación para el talento en tu empresa

6/09/22

Más que una opción, una necesidad: la digitalización de las empresas

1/09/22

Maneras de inspirar a sus hijos a pensar como empresarios

26/08/22

IMSS reporta que 2.9 millones de trabajadores han dejado el outsourcing

22/08/22

¿Le gustaría una asesoría gratuita?

Le ofrecemos asesoría gratuita durante 20 min, para ayudarle con sus problemas contables y fiscales.

¡Recibe información en tu email!

Sólo recibirás información relevante del sector Fiscal, Contable y Fininanciero.

Dirección

Obrero Mundial 644, Col. Atenor Salas, CDMX, 03010 México

Teléfonos

+52 55 5859 4873
+52 55 5840 4611
+52 55 5859 9296
SMS Lationamerica

Estamos en 21 países y estamos cerca

Miembro
SMS Latinoamerica
COPYRIGHT © 2018 AS CONSULTING GROUP - Aviso de privacidad